Nosotros creemos:


1• En Dios creador de todas las cosas, uno y único:

“En el principio creo Dios los cielos y la tierra” Génesis 1:1

“Jehová es Dios y no hay otro fuera de El” Deuteronomio 4:35

“Jehová nuestro Dios, Jehová uno es” Deuteronomio 6:4

“… que te conozcan a ti el único Dios verdadero” S. Juan 17:3

2• En la existencia trina de Dios (Dios manifestado en tres personas) Padre, Hijo, Espíritu Santo”:

“Por lo tanto id y haced discípulos… bautizándolos en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.” S. Mateo 28:19
Ver también S. Mateo 3:16-17, S. Lucas 3:21-22 “Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, El Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno” 1° Juan 5:7

3• En las Sagradas Escrituras (La Biblia) la cual es verbalmente inspirada por el Espíritu Santo, plena, inerrante, completa, e infalible y en que es la palabra autorizada de Dios siendo la única autoridad para la fe cristiana, su conducta, y en los manuscritos originales:

“Y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuáles te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” 2º Timoteo 3:15-16 “Entendiendo primero esto que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” 2º Pedro 1:20-21

4• En el Señor Jesucristo, unigénito de Dios, Dios encarnado:

“En el principio era el Verbo y el Verbo era con Dios y el Verbo era Dios… y aquel Verbo fue hecho carne y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre) lleno de gracia y de verdad” S. Juan 1: 1,14 “…Porque yo de Dios he salido y he venido; pues no he venido de mí mismo sino que él me envió.”S Juan 8:42b “Yo y el Padre uno somos” S. Juan 10:30 “Porque en Él (Jesucristo) habita corporalmente toda la plenitud de la deidad” Colosenses 2:9

5• En el nacimiento virginal del Señor Jesucristo, engendrado por obra del Espíritu Santo:

“…no temas de recibir a Maria tu mujer, porque lo que en ella es engendrado del Espíritu Santo es” S. Mateo 1:20b “… El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado hijo de Dios” S. Lucas 1:35

6• En su muerte vicaria y expiatoria: como única base de redención, y en su intercesión actual y permanente a favor de los santos:

“Y sin hallar en Él causa digna de muerte, pidieron a Pilato que se le matase” Hechos 13:28 “Pero Cristo habiendo ofrecido una vez y para siempre un solo sacrificio por los pecados se ha sentado a la diestra de Dios” Hebreos 10:12 “Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios” 1º Pedro 3:18 “Por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por El (Jesucristo) se acercan a Dios viviendo siempre para interceder por ellos” Hebreos 7:25 “José de Arimatea y Nicodemo rogaron a Pilato para llevarse el cuerpo de Jesús, y Pilato se lo concedió”… “Tomaron pues el cuerpo de Jesús y lo envolvieron en lienzos con especias aromáticas, según es costumbre sepultar entre los judíos” S. Juan 19:38-40

7• En su muerte en carne, pero vivificado en espíritu y resucitado al tercer día de entre los muertos proclamando así su victoria sobre el Hades, la muerte y el pecado:

“…Siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu; en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados…” 1º Pedro 3:18-19 “E id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos…” S. Mateo 28:7 “Mientras ellos aun hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos y les dijo: Paz, a vosotros… Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo” S. Lucas 24:36,39

8• En su ascensión a la gloria y su lugar a la diestra del Dios Padre:

“Y El Señor después que les hablo fue recibido arriba en el cielo y se sentó a la diestra de Dios” S. Marcos l6: 19 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aún el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros” Romanos 8:34

9• En la glorificación y exaltación de nuestro Señor Jesucristo:

“…porque nosotros mismos hemos oído y sabemos que verdaderamente este es el Salvador del mundo, el Cristo” S. Juan 4:42 “…Que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo” Hechos 2:36b “Por lo cual Dios también le exalto hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos y en la tierra y debajo de la tierra y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.” Filipenses 2:9-11

10• En que el Señor ha de juzgar a vivos y a muertos:

“… Cuando se manifieste el Señor Jesús, desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo” 2º Tes. 1:7-8 “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero” 1º Tes. 4:16 “…El es el que Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos” Hechos 10:42b “Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino” 2º Timoteo 4:1

11• En el Espíritu Santo que es Dios:

¿Adónde me iré de tu espíritu, Y adonde huiré de tu presencia?” Salmo 139:7 “ No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?” 1º Corintios 3:16 – Hechos 5:3-4

12• En su obra regeneradora que santifica, limpia y capacita a los creyentes:

“Pero cuando venga el Espíritu de verdad él os guiará a toda la verdad”. S. Juan 16:13a “Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas. Pero la unción que vosotros recibisteis de Él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe.” 1º Juan 2:20, 27a “Elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo.” 1º Pedro 1:2

13• Que simultáneamente con la salvación por fe en Jesucristo, recepción del Espíritu Santo y su acción regeneradora (conversión), el creyente es sellado para siempre con el Espíritu Santo de la Promesa:

“En El también vosotros habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en Él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la Promesa.” Efesios 1:13 ”Y mando parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó. Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebato a Felipe.” Hechos 8:3639a “¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con El para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de la resurrección. Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con El, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos mas al pecado.” Romanos 6:3-6. “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.” Efesios 4:30

14• Que la Iglesia es universal y compuesta por todos aquellos han recibido a Cristo como su salvador personal:

“Ya no hay ni judío ni griego; ni esclavo ni libre no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.” Gálatas 3:28 “A la congregación de los primogénitos que están inscriptos en los cielos a Dios el juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos, a Jesús el Mediador del nuevo pacto y a la sangre rociada…” Hebreos 12:23-24

15• Que la Iglesia es el cuerpo de Cristo y que Jesucristo es la cabeza, y quien la gobierna y dirige:

“Vosotros pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular”. 1º Corintios 12:27 “Y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dió por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.” Efesios 1:22-23

16• En la autonomía de gobierno de las iglesias locales pero en la unidad del Espíritu y comunión de los santos:

“Solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.” Efesios4.3-6 “Entonces las Iglesias tenían paz por toda Judea, Galilea y Samaria; y eran edificadas, andando en el temor del Señor y se acrecentaban fortalecidas en el Espíritu Santo.” Hechos 9:31

17• En el cuidado y conducción de la Iglesia por medio de Ancianos o pastores (sobreveedores), no como jerarquía sino como servicio, guardando estos perfecto testimonio, tales como los que se explicitan en:

1º Timoteo 3:1-7 y Tito 1:5-11 “Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada: Apacentad la grey de Dios que esta entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorío de los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplo de la grey.” 1ª Pedro 5:1-3

18• Que todos fuimos bautizados y a todos se nos dio de beber de un mismo Espíritu; del cual participamos en el día que recibimos a Cristo sin que implique la necesidad de una segunda experiencia que debemos esperar o pedirla:

“Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.” 1ª Corintios 12:13

19• Que los dones de: “Lenguas”; “Interpretación de lenguas”, deben ser para edificación personal, no pública (sí otras Iglesias lo aceptan nosotros no juzgamos, pero no lo practicamos públicamente). Creemos en “Sanidades”(no sanadores); en “Milagros”(no milagreros); “Profecía” (solamente Bíblica) (no profetas como adivinadores); y todo esto a través de la Iglesia que es su cuerpo y del poder absoluto e incuestionable de Dios:

“Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios” Romanos 11:29

“porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios. Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación. El que habla en lengua extraña, a sí mismo se edifica; pero el que profetiza, edifica a la iglesia. Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno; y uno interprete. Y si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios. Porque podéis profetizar todos uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados. Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas; pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos.” 1º Corintios 14:2-4, 27, 28, 31-33 “Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho mas abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a Él sea gloria en la Iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos Amen.” Efesios 3; 20-21 ”Tenemos también la palabra profética más segura, a la cuál hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones.” 1ª Pedro 1:19

20• Que cada creyente, puede y debe ser lleno del Espíritu Santo constituyendo esto, un ejercicio permanente de disciplina conversión, santidad y consagración:

“… para que os dé conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; y de conocer el amor de Cristo que excede a todo conocimiento, para que seáis lleno de toda la plenitud de Dios” Efesios 3:16-19 “No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu.” Efesios 5:18

21• Que el Espíritu Santo se manifiesta en el presente tiempo para edificación de la Iglesia, y la glorificación de nuestro Señor Jesucristo:

”A fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo.” Efesios 4:12 “… para que el nombre de nuestro Señor Jesucristo sea glorificado en vosotros, y vosotros en Él, por la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo.” 2º Tesalonicenses 1:12

22• En el perdón total de los pecados; la gracia de la obra de Dios a través de nuestro Señor Jesucristo:

“Sabed, pues, esto, varones hermanos: que por medio de El (Jesucristo) se os anuncia perdón de pecados.” Hechos 13:38 “Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados.” Marcos 2:5 “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, en quién tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia.” Efesios 1:3-7

23• En la condenación eterna de todos los que han rechazado a Cristo:

“Los malos serán trasladados al Seol, todas las gentes que se olvidan de Dios.” Salmos 9:17 “Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder.” 2º Tesalonicenses 1:6-9 “Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscripto en el libro de la vida fue lanzado en el lago de fuego.” Apocalipsis 20:14-15

24 • En la resurrección corporal, el arrebatamiento y transformación de los creyentes con un cuerpo Espiritual:

“Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción. Se siembra en deshonra, resucitará en gloria; se siembra en debilidad, resucitará en poder.” 1ª Corintios 15:42-43 “En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta, porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos trasformados.” 1ª Corintios 15:52 “Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.”1ª Tesal. 4:17

25• En el reinado milenial de Cristo y de los creyentes en El:

“Bienaventurado y Santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre estos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinaran con El mil años.” Apocalipsis 20:6

26• En un cielo nuevo y una tierra nueva donde no habrá más pecado:

“Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y Él morara con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; Y ya no habrá muerte, ni habrá mas llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.” Apocalipsis 21:1-4

27• En el bautismo por inmersión como práctica, obedeciendo al mandato del Señor y reconociendo las verdades fundamentales, en la experiencia y posición del creyente, como símbolo de haber muerto al pecado y haberse identificado con la muerte y resurrección de Cristo:

“El que creyere y fuere bautizado será salvo; mas el que no creyere, será condenado.” S. Marcos 16:16 “Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco: Aquí hay agua; ¿Que impide que yo sea bautizado? Felipe dijo: si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesús es el Hijo de Dios. Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó” Hechos 8:36-38

28 • En la seguridad de salvación eterna de los verdaderos creyentes, salvación que no puede perderse, recibida por un genuino arrepentimiento y confesión solo a Dios, de nuestros pecados, recibiendo a Jesucristo como salvador personal:

“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.” S. Juan 1:12 “Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo unigénito para que todo aquel que en él cree no se pierda más tenga vida eterna.” S. Juan 3:16 “De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna, y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.” S. Juan 5:24 “Justificados pues por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.” Romanos 5:1 “Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne sino conforme al Espíritu. Porque la ley del espiritu de vida en Cristo Jesús me ha liberado de la ley del pecado y de la muerte. El espíritu, de que no somos hijos de Dios.”Romanos 8:1,2,16 “Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida esta en su hijo. El que tiene al hijo, tiene la vida; el que no tiene al hijo de Dios no tiene la vida.! 1° juan 5: 11-12″Por lo cual estoy que ni la muerte ni la vida, ni angeles, ni principiados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni alto ni lo profundo ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor Nuestro.”Romanos 8:38-39 “Asi que, arrepentinos y convertios, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del señor tiempos de refrigerio, y EL envie a Jesucristo, que os fue antes anunciado.”Hechos 3:19-20